MÉTODO PILATES

La salud es un estado normal. Es un deber no solo conseguirla sino mantenerla

01. LOS BENEFICIOS DEL MÉTODO PILATES

El sistema Pilates reeduca el cuerpo aumentando su fuerza y  flexibilidad y mejorando el equilibrio, la postura, la alineación y el control muscular, capacitándonos para llevar a cabo las tareas diarias de una forma eficaz y eficiente con poco o ningún riesgo de sufrir tensiones o daños. Bajo el sistema Pilates, el cuerpo trabaja como un todo, asegurando el mantenimiento de la estabilidad, el equilibrio, una alineación correcta, un buen control muscular y una respiración adecuada, mientras se ejercitan los diversos grupos musculares.

El sistema Pilates aumenta nuestra auto conciencia, haciendo que nos percatemos de lo que hacemos de forma inconsciente con nuestros cuerpos y permitiéndonos identificar y alterar los malos hábitos. Además, nos brinda la oportunidad de desarrollar áreas que necesitan atención, permitiéndonos reforzar nuestras zonas débiles.

Los beneficios del método Pilates son los siguientes:

  • Desarrolla la fuerza abdominal.
  • Ayuda a desarrollar un cuerpo magro (no graso) alargando y estirando los músculos sin desarrollar corpulencia.
  • Mejora el equilibrio, el aplomo, la estabilidad y la flexibilidad. Reduce el estrés y el cansancio.
  • Trabaja los músculos más profundos del cuerpo con el fin de aumentar la fuerza y el control.
  • Mejora la conciencia mental y corporal.
  • Ejercita los músculos sin causar dolor, provocar desgarramientos musculares o lastimar las articulaciones.
  • Enseña a no tensar los músculos, sino a disfrutar del movimiento mientras se estiran.
  • Mejora el control muscular sin causar tensión.
  • Alivia el dolor, el entumecimiento y la tensión.
  • Es adecuado para todas las personas al margen de la edad o la forma física.
  • Los principios del método Pilates pueden aplicarse a cualquier movimiento o actividad.

 

Existen tres OBJETIVOS fundamentales que se persiguen con el método Pilates:

 

  • RELACIÓN MENTE-CUERPO: Debemos controlar en todo momento nuestro cuerpo para poder realizar los ejercicios de una manera saludable y solo lo conseguiremos si la concentración en el movimiento es completa.
  • REEDUCACIÓN DEL MOVIMIENTO: Pilates trabaja las articulaciones en forma alineada para obtener un movimiento más eficiente de los músculos. No hay movimientos estáticos sino fluidos.
  • POSTURA Y ALINEACIÓN: El objetivo primordial de Pilates es el mantenimiento de una postura y alineación correctas. Estos dos elementos son esenciales para el uso apropiado de los músculos y la realización de tareas cotidianas más pesadas.

 

En definitiva, Pilates es un método de acondicionamiento mental de bajo stress, que puede aliviar el dolor de espalda, el stress y los problemas relacionados con el mismo, mejora la elasticidad de los músculos y la flexibilidad de las articulaciones, proporciona resistencia y fortaleza al cuerpo, ayuda a corregir la postura por medio de la apropiada coordinación del cuerpo mediante el equilibrio y la alineación, estimula el sistema circulatorio, oxigena la sangre, ayuda a cicatrizar los tejidos y a prevenir la osteoporosis…

 

02. JOSEPH PILATES (1880-1967)

Joseph Pilates nación en Alemania en 1880. Fue un niño enfermizo que sufría de una serie de dolencias que incluían asma, raquitismo y fiebre reumática. Decidido a superar su debilidad física, se entregó a fortalecerse y recuperarse físicamente. Estudió y se especializó en diversas actividades, como culturismo, submarinismo, esquí y gimnasia y a al edad de catorce años contaba con una forma física tan buena que pudo trabajar como modelo de mapas anatómicos.

En 1912, Pilates se trasladó al Reino Unido. Durante la Primera Guerra Mundial fue hecho prisionero de guerra a causa de sus nacionalidad. A medida que la guerra proseguía, Pilates fue trasladado a un campamento a la isla de Man, donde trabajó como enfermero de hospital y desarrolló una rutina de entrenamiento para los demás prisioneros. Tras una epidemia de gripe que mató a miles de personas, se reconoció que ninguno de los prisioneros que habían seguido el régimen de entrenamiento de Joseph Pilates había muerto. Tras la guerra regresa a Alemania donde se le ordena hacerse cargo del entrenamiento físico del nuevo ejército alemán. Desilusionado con el comportamiento alemán durante la guerra, decide embarcarse hacia Estados Unidos. en Nueva York creó su primer estudio.

Los ejercicios originales ideados por Joseph Pilates en los años veinte consistían en treinta y cuatro movimientos. Las influencias de Pilates provenían de diversos deportes y ejercicios de disciplinas orientales y occidentales. Su rutina formaba parte de un programa de cuidado sanitario diseñado para mejorar la forma física y el bienestar general de una persona. Pilates nunca formalizó, sino que adaptó los movimientos a las necesidades de cada individuo y como consecuencia muchos de sus seguidores han desarrollado su propia versión de la técnica Pilates. Como resultado, aunque los principios básicos del método Pilates no cambian, las enseñanzas en la actualidad varían ligeramente en estilo y énfasis.

 

03. LOS PRINCIPIOS DE LA TÉCNICA

Los movimientos del método están basados en seis principios básicos:

 

  • Concentración: Es fundamental para poder conectar el cuerpo y la mente. Durante la realización de los ejercicios es clave concentrarse en el área del cuerpo que se está trabajando y poner atención en e sentir la actividad que se está desarrollando.
  • Control: El Método Pilates se articula en torno al control muscular, es decir, sin movimientos bruscos, causales o irregulares, con el objetivo de evitar lesiones. Así mismo, el control mental es básico ya que el todo considera la mente como indivisible del cuerpo.
  • Precisión: La precisión en la ejecución de los movimientos es clave y deriva del control exigido para realizarlos. En Pilates cada movimiento tiene un propósito y esto es vital para la ejecución correcta del ejercicio, por lo que es fundamental concentrarse en realizarlo de un modo preciso y perfecto.
  • Fluidez de movimiento: Durante la práctica del método es clave realizar los ejercicios con fluidez, de modo ni muy rápido ni muy lento. En Pilates no existen movimientos aislados o estáticos, sino que se sigue el fluir natural del cuerpo.
  • Respiración: La correcta respiración es clave en Pilates y forma parte integral de cada ejercicio, siendo siempre coordinada con el movimiento. Una de las finalidades principales de Pilates al desarrollar su método es lograr limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación y aumentar la eficacia de la asimilación del oxígeno y de la capacidad respiratoria. Para ello es absolutamente necesario respirar correctamente y llevar un ritmo de inspiraciones y espiraciones completas adecuada durante la ejecución de los ejercicios. Ya que así se conseguirá expulsar el aire viciado del organismo y reabastecerlo de aire fresco, logrando así revitalizar todo el sistema. Además, una buena respiración ayuda a controlar los movimientos y facilita la estabilización y la movilización de la columna vertebral y las extremidades.
  • Centralización: Joseph Pilates desarrolló su sistema en torno a la idea «Centro de energía» o «Mansión del poder» donde condensa toda la energía necesaria para realizar los ejercicios del método, centro neurálgico de todos nuestros movimientos y desde allí fluye hacia las extremidades coordinando los movimientos a la par que fortaleciendo y protegiendo la columna. Por ello, los ejercicios Pilates se inician en los músculos que constituyen la «Mansión del poder» (que son los músculos abdominales, lumbares, de las caderas y de las nalgas)

Junto a estos principios, existen otros principios que son fundamentales para la correcta ejecución del método y, por tanto, para maximizar sus beneficios. Estos son:

  • Imaginación: Durante la realización de los ejercicios se utilizan metáforas visuales para estimular el movimiento físico.
  • Intuición: Es importante escuchar a nuestro cuerpo y seguir nuestra intuición natural durante la ejecución de los ejercicios.
  • Integración: Para poder realizar los ejercicios correctamente es clave considerar el cuerpo en su integridad de modo que en cada ejercicio se pongan en acción la totalidad de la masa muscular del cuerpo, de cabeza a pies.
  • Flexibilidad: Todos los ejercicios de método están diseñados para fexibilizar y tonificar los músculos, consiguiendo una sensación de bienestar y facilidad de movimiento que se disfruta en cada una de las actividades que hacemos a diario: caminar, sentarse, agacharse, correr, etc…

 

04. DINÁMICA DEL MÉTODO PILATES

Para poder practicar el método de  modo correcto y así evitar posibles lesiones y maximizar sus beneficios, es necesario realizar los ejercicios de una manera adecuada, bajo la supervisión de una profesional, ya que requieren una técnica que debe ser aprendida y medida mucho más en su calidad que en su cantidad.

Además, para el buen desarrollo de los ejercicios es clave mantener un correcto alimento corporal, una concentración constante y un control y coordinación constante de la respiración. Todos los ejercicios deben hacerse de forma controlada y precisa.

El método se compone de más de 300 ejercicios, con diversas variantes, en los que se traban especialmente con los abdominales, los oblicuos, la base de la espalda y los glúteos. Existen aparatos especiales muy complicados para realizar algunos de estos ejercicios, pero en su mayoría se realizan tumbados sobre una superficie especialmente acondicionada (colchoneta o MAT) para evitar presiones sobre los músculos y articulaciones.

Realizando series compuestas por varios de estos ejercicios, y con pocas repeticiones, se consigue el fortalecimiento y estiramiento de los músculos sin que éstos aumenten su volumen. Con ello se logra la finalidad del método: conseguir fuerza abdominal, mejorar la flexibilidad y un control total del cuerpo.

Después de varias sesiones de Pilates, pronto comenzarás a sentir sus efectos: tu cuerpo estará más flexible, ágil y armonioso. Tu figura estará más esbelta y estilizada y tendrás una sensación de vitalidad que te permitirá enfrentarse a la actividad diaria de mejor humor.